Blog

Un proyecto de ecoinnovación para incorporar activos cosméticos sostenibles en productos textiles

Grupo Carinsa participa en el proyecto de I+D+i FUN-@ctive financiado por el programa CIEN del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI)

Ya está en marcha el proyecto FUN-@active, en el que Grupo Carinsa participa junto con una docena de empresas y centros tecnológicos más, y que cuenta con una subvención de CDTI por valor de seis millones de euros. FUN-@ctive tiene como objetivo desarrollar nuevos productos sostenibles y ecológicos en el campo de los cosmetotextiles, es decir, productos textiles con activos funcionales del ámbito de la cosmética y la belleza.

FUN-@ctive quiere dar respuesta, de esta manera, a la creciente demanda del consumidor por adquirir productos que combinen calidad, tecnología, sostenibilidad y personalización.

“Nuestro leitmotiv es el consumidor, su satisfacción nuestra prioridad. La ejecución del proyecto FUN-@ctive nos permitirá acercarnos a los usuarios de cosmetotextiles proporcionándoles mayores beneficios terapéuticos, de bienestar y relax, al mismo tiempo que se utilizan tecnologías y procesos sostenibles medioambientalmente. ” “explica la directora de la División de Fragancias de Grupo Carinsa, Denia Martínez.

En términos generales, las funcionalidades que FUN-@ctive busca en los nuevos productos a desarrollar son la hidratación, la actividad reductora / anticelulítica y el poder antioxidante. En el caso concreto de Grupo Carinsa, su participación más importante se centra en microencapsular los activos para fijarlos en los tejidos y que se liberen mediante diferentes tecnologías, como por ejemplo cambios en el pH de la piel del usuario, fricción o desprendimiento de calor.

Este proyecto de I+D+i tiene una duración prevista de cuatro años y su presupuesto global supera los 6.1 millones de euros.

Disrupción y neurociencia en el ámbito de la alimentación para conocer mejor al consumidor

Grupo Carinsa participa en el proyecto “CONOCE”, con fondos otorgados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), junto con otras seis empresas

Grupo Carinsa participará en el proyecto CONOCE, financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con cerca de seis millones de euros, para profundizar en el conocimiento del consumidor mediante tecnologías disruptivas y de neurociencia. El objetivo de esta iniciativa es desarrollar productos innovadores adecuados a sus necesidades y mejorar su tasa de éxito cuando se incorporan al mercado tras asegurar procesos de innovación más eficientes y sostenibles.

CONOCE constituye un hito en la I+D+i de las empresas alimentarias españolas ya que todas las compañías participantes van a poner el foco en el consumidor, que se convierte en el eje principal en cada una de las etapas del proceso de desarrollo de los productos alimentarios: desde la conceptualización de soluciones de alimentación, pasando por el desarrollo del producto hasta llegar al punto de venta.

La CEO de Grupo Carinsa, Vanesa Martínez, destaca: “Por primera vez vamos a aplicar en Alimentación tecnologías disruptivas y de neurociencias propias de otros ámbitos, como el de la Medicina, para conocer mejor al consumidor. Gracias a CONOCE sabremos cuáles son sus necesidades y cómo podemos satisfacerlas. Nos llena de ilusión formar parte de un proyecto que revolucionará la forma en que un nuevo producto llegará al mercado”.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto global de 5,7 millones de euros para los próximos 4 años, se enmarca en la convocatoria del Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial Nacional (CIEN), que financia grandes proyectos de investigación industrial y de desarrollo experimental, orientados a la investigación en áreas estratégicas de futuro y con proyección internacional.

Bajo la coordinación de Angulas Aguinaga, además de Grupo Carinsa participarán las empresas Aves Nobles, Codorniú, Grupo Siro, Loop y Seidor. Asimismo los agentes tecnológicos Eurecat, Ainia-Consumolab, IATA-CSIC, Itainnova y la Universidad Politécnica de Valencia colaborarán en el proyecto. La propuesta va a ser coordinada por la consultora Gestinver.


null

null

null

null

Grupo Carinsa consigue una nueva patente con el chicle que cambia de sabor

Esta nueva invención se suma a la larga lista de patentes y modelos de utilidad (free-to-use) que ha registrado la compañía

null

Grupo Carinsa acaba de conseguir una nueva patente gracias al desarrollo del llamado “chicle dual”, una goma de mascar que cuando empieza a consumirse tiene un sabor y tras un rato masticándolo cambia de gusto. Esta invención ha sido posible tras tres años de investigación del equipo de I+D+i de la compañía, que empezó a trabajar en este proyecto al detectar la necesidad de introducir en el mercado de la confitería productos disruptivos.

El chicle dual funciona de forma secuencial, tal y como explica el director de I+D+i de la División de Confitería de Grupo Carinsa, Àngel Palomes: “Hemos combinado aromas líquidos con otros microencapsulados con componentes poco solubles, de forma que la saliva los disuelve muy poco a poco. En ese momento es cuando el consumidor percibe el cambio de sabor en el chicle”. La tecnología aplicada a este producto está basada en procedimientos propios del ámbito farmacéutico, que han sido aportados por un equipo de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona a través del programa de Doctorados industriales.

Grupo Carinsa está terminando de hacer los ajustes necesarios al chicle dual antes de empezar a comercializarlo entre sus clientes. “Tenemos a varias empresas interesadas en adquirir este producto, así que lo estamos perfeccionando para que cuando llegue al consumidor sea una auténtica y novedosa experiencia”, detalla la CEO de Carinsa, Vanesa Martínez.

Más allá del cambio de sabor, la tecnología del chicle dual podría aplicarse también en el ámbito de la salud. El equipo de I+D+i de la compañía está investigando la incorporación tanto de probióticos como de componentes que ayuden a prevenir las caries. También se está estudiando la posibilidad de que el chicle dual  funcione como un indicador de patologías de rápida detección, como el hígado graso.

null

Grupo Carinsa llena de olor y sabor el mundo

Desde su creación, en 1993, ha llevado a cabo más de 100 proyectos de I+D+i

null
Un técnico de Carinsa investiga en el laboratorio de alimentación en Sant Quirze del Vallès (Barcelona).
Madrid  17 ENE 2019

Detergentes que huelen a pino, ambientadores con fragancia de colonia de bebé, yogures con sabor a fresa… En definitiva, infinidad de aromas y aditivos que reproducen sabores y olores de la naturaleza en productos de limpieza, higiene personal y alimentación humana y animal. Esta es la actividad a la que desde 1993 se dedica el grupo catalán Carinsa.

“Mi padre, Alberto Martínez, era ingeniero químico y con ayuda de mi madre formaron la empresa con un doble objetivo: crear un mundo enfocado al consumidor para hacer crecer a nuestros clientes y al mismo tiempo apostar por la sostenibilidad”, cuenta Vanesa Martínez, quien, junto a su hermana Denia Martínez, se encarga desde 2005, cuando su padre falleció de forma repentina, de dirigir la compañía. Vanesa, como presidenta y directora general, y Denia, como vicepresidenta.

La firma catalana destina el 20% de su facturación y el 40% de su plantilla a la innovación

En aquel momento, Grupo Carinsa contaba con 66 trabajadores y una facturación de 8,6 millones de euros. En 2017, la plantilla superó las 150 personas y su facturación ascendió hasta los 44 millones. De 2018, todavía no tienen datos, pero confían en crecer un 20%. El 40% de sus ingresos proviene del exterior, donde tienen presencia en más de 50 países. De cara a 2025 esperan facturar 100 millones y ganar 25 millones.

Desde sus inicios, para acercarse al cliente, investigaban no solo en el ámbito del producto de Carinsa, sino que “queríamos ser los que más sabíamos del producto final del cliente”, afirma Vanesa Martínez. Esta voluntad implicaba, por ejemplo, ser especialistas en la fabricación del aroma de fresa, pero además conocer perfectamente los sistemas de producción de los chicles de fresa.

null
Vanesa Martínez, presidenta y directora general de la compañía.

Para ello, la compañía decidió abrir diferentes plantas piloto de fabricación de muchos productos finales de sus clientes. Muchas de ellas forman parte hoy de su departamento de I+D. “Una de las grandes patas de nuestro negocio, y parte de nuestro ADN como compañía, es la I+D+i, a la que todos los años destinamos el 20% de nuestra facturación. El 40% de nuestra plantilla está dedicada a este objetivo y el 30% de ellos son doctores. Es decir, contamos con gente muy especializada que tiene mucho conocimiento de un tema concreto”, asegura la CEO.

Desarrollos

Fruto de ello, durante sus 25 años de actividad han participado en más de 100 proyectos de investigación, de los cuales 20 están todavía vivos. “En estos proyectos nos relacionamos y colaboramos con el entorno y todos los miembros de la cadena de valor: clientes, proveedores, universidades, centros de investigación e innovación, hospitales, incluso con la propia Administración”, indica. MarruecosArgeliaMéxico o India son algunos de los países con los que Carinsa colabora estrechamente en I+D+i, además de con muchos de Europa, como Noruega.

Las patentes que han desarrollado se están explotando y continúan innovando en otras. Un ejemplo en el sector de los detergentes es Eco-Soft. Subvencionado con más 1,5 millones de euros del programa europeo Horizon 2020, es una planta de fabricación de microcápsulas ecosostenibles y biodegradables que contienen la fragancia del suavizante de la ropa, permitiendo que permanezca durante más tiempo en las prendas, y reducen la contaminación del agua en el lavado.

En alimentación, Carinsa trabaja con Marruecos en una iniciativa novedosa de elaboración de derivados cárnicos con menos grasa y sal

Con Marruecos trabaja en el primer proyecto bilateral de I+D+i entre España y el país norafricano, cuyo objetivo es fabricar derivados cárnicos saludables reducidos en grasa y sal, con las mismas características organolépticas y de textura que los elaborados tradicionalmente.

En economía circular, la compañía trabaja en la revalorización de subproductos de la industria agroalimentaria para la obtención de nuevas fuentes de proteínas para buscar soluciones a la falta de este tipo de nutriente de origen animal que pronostica la FAO para el año 2050. También desarrolla pautas nutricionales personalizadas en función de factores genéticos, genómicos y metagenómicos.

GRUPO CARINSA lidera dos proyectos disruptivos sobre fragancias financiados con 2 millones de euros por el programa Retos Colaboración del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

Las dos iniciativas tienen como objetivo crear productos sostenibles y respetuosos con el medioambiente a partir de tecnologías disruptivas

Grupo Carinsa lidera dos destacados proyectos de I+D+i que acaban de recibir una importante subvención del programa Retos Colaboración 2017 que concede el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Este programa está destinado a proyectos de Innovación en cooperación entre empresas y organismos de investigación con el fin de promover el desarrollo de nuevas tecnologías, la aplicación empresarial de nuevas ideas y técnicas, y contribuir a la creación de nuevos productos y servicios. En este sentido, las dos iniciativas financiadas, MICROESENCI y FITOMATICS, presentan tecnologías disruptivas aplicadas al ámbito de las fragancias con el objetivo de llevar al mercado productos sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

El proyecto MICROESENCI se llevará a cabo junto con el centro tecnológico Eurecat. El objetivo es diseñar productos de limpieza con elevada capacidad de higienización para aplicar en hospitales, centros de mayores y transporte público, es decir, lugares con grandes concentraciones de gente y en los que se necesite una higienización exhaustiva. MICROESENCI incorporará nuevas técnicas de microencapsulación avanzada en las que los principios activos del producto de limpieza se liberarán cuando se produzca contacto con la superficie en donde se hayan aplicado.

MICROESENCI, además, dejará de lado los productos químicos de síntesis en favor de los aceites esenciales naturales con propiedades antimicrobianas y desinfectantes. Los polímeros utilizados en la microencapsulación también serán biodegradables, cumpliendo de esta manera con las políticas medioambientales de los gobiernos de la UE y los Estados Unidos en este ámbito.

Precisamente, con este mismo objetivo de sostenibilidad está concebido FITOMATICS, un ambicioso proyecto de biotecnología junto con el centro de soluciones tecnológicas Leitat y el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG). FITOMATICS estudiará los microorganismos que viven en los tejidos de las plantas y sus procesos metabólicos, intentando mimetizar mediante ingeniería metabólica los procesos de la naturaleza, permitiendo así obtener compuestos orgánicos volátiles de interés en perfumería así como antimicrobianos, anti fúngicos entre otros. La finalidad es que estos compuestos se sumen a la cartera de productos de la compañía sin necesidad de sobrexplotar los recursos naturales y evitar costosos procedimientos sintéticos de laboratorio.

MICROESENCI y FITOMATICS han recibido una financiación de un millón de euros cada uno y está previsto que se lleven a cabo en un periodo de cerca de cuatro años.

Proyecto BIOPOL

CREACIONES AROMÁTICAS INDUSTRIALES S.A (CARINSA) participa en el proyecto denominado “BIOPOL: Obtención de biopolímeros a partir de subproductos de la industria láctea y aplicación en sectores de interés”.

El objetivo principal del proyecto es la investigación, desarrollo y validación de un nuevo proceso de obtención de biopolímeros, basado en el aprovechamiento de subproductos y corrientes residuales generados en la industria láctea. A fin de determinar la viabilidad de los biopolímeros obtenidos, éstos serán aplicados al desarrollo de encapsulados de liberación controlada y adsorbentes para remediación ambiental.

El consorcio de BIOPOL está formado por cinco empresas gallegas:

  • INDUTEC INGENIEROS S.L.U, líder de la agrupación, aportará su amplia experiencia en el diseño y construcción de instalaciones en el sector alimentario y junto con SOLUCIONES ELÉCTRICAS DE GALICIA S.L, se encargará del desarrollo del proceso de producción de biopolímeros, y del diseño y construcción del prototipo necesario para obtener dichos biopolímeros.
  • ENSO INNOVATION S.L llevará a cabo el desarrollo de adsorbentes para remediación ambiental a partir de los biopolímeros obtenidos.
  • DAIRYLAC S.L, diseñará la estrategia de aprovechamiento de sub-productos del sector lácteo, caracterizando y evaluando las corrientes con mayor potencial para su aplicación en la obtención de biopolímeros, además contará para ello con soporte del resto del consorcio que para determinar los condicionantes en el proceso de extracción y obtención de biopolímeros.
  • CREACIONES AROMÁTICAS INDUSTRIALES S.A, realizará el desarrollo de diferentes compuestos aromáticos de liberación controlada a partir de biopolímeros.
  • SOLUCIONES ELÉCTRICAS DE GALICIA S.L, aportará al consorcio su “know-how” en el desarrollo de sistemas de monitorización, control y automatización, necesario para la operación del proceso.

El proyecto cuenta además con la colaboración del Centro Tecnológico CETIM, centro focalizado en desarrollar investigación, tecnologías e innovación en diferentes sectores y actividades económicas a través de sus Áreas de Conocimiento: Materiales Avanzados (materiales lignocelulósicos, polímeros y coatings y materiales de construcción sostenible), Eco Bio Tecnologías (tratamiento de aguas y aire y economía circular y biorefinería) e Industria Digital (soluciones de automatización e ingeniería y tecnologías de la información y la comunicación).

Este proyecto está subvencionado por la Axencia Galega de Innovación en el marco de la convocatoria 2018 del Programa CONECTA PYME. Ha sido apoyado por la Consellería de Economía, Empleo e Industria (Xunta de Galicia) y cuenta con cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo FEDER G­­­­­­­alicia 2014-2020, Objetivo temático 1: “Promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad”. 

PREMIOS CEPYME 2018

Grupo Carinsa, Premio a la INNOVACIÓN TECNOLÓGICA en los V Premios Cepyme 2018

null

Grupo Carinsa se ha alzado como vencedora en la categoría PYME A LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA en la V edición de los Premios Cepyme 2018, tras haberse reconocido su generación de valor en el mercado a lo largo de 2017 gracias a la innovación incorporada en su actividad empresarial.

Más de 230 empresas han presentado candidatura a estos galardones, cuya ceremonia de entrega ha presidido Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno. Vanesa y Denia Martínez, CEO y subdirectora del grupo empresarial respectivamente, han hecho énfasis en que “la innovación forma parte de nuestro ADN y no entendemos nuestro negocio sin hacer una fuerte apuesta en este ámbito, en el que cada año invertimos más del 20 % de nuestros beneficios. Por eso, nos hace muchísima ilusión este reconocimiento”.

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y la Federación Española de Autónomos (CEAT) convocan anualmente los PREMIOS CEPYME, que pretenden promover el reconocimiento social de la figura del empresario y divulgar el desempeño de su labor al servicio de la sociedad, en el marco de un tejido productivo integrado mayoritariamente por pymes y autónomos, que representan más del 99% de las empresas, casi dos terceras partes del PIB, y sostienen el 75% del empleo.

null
null
null
null

Nace la Fundación Alberto Martínez que se centrará en la formación y el bienestar para el consumidor

La creación de la Fundación es un homenaje de los familiares del fundador de Grupo Carinsa, coincidiendo con el 25 aniversario de la compañía

24/10/2018, Sant Quirze del Vallès (Barcelona)

Grupo Carinsa cumple 25 años el próximo 27 de octubre y la familia de su fundador, Alberto Martínez, ha decidido poner en marcha una Fundación que lleva su nombre para abordar la Responsabilidad Social Corporativa que ya impulsó la compañía desde su creación. La Fundación Alberto Martínez se marca como objetivo el bienestar del consumidor a través de la formación, la colaboración, la investigación y la innovación. Asimismo, potenciará la sostenibilidad y la economía circular.

Con este patronato, la esposa e hijas de Alberto Martínez quieren engrandecer el legado del ingeniero químico y emprendedor. “Nuestro padre fue un visionario. Hace 25 años ya hablaba de sostenibilidad y economía circular, y se preocupaba por el bienestar del consumidor, al que situaba como una pieza clave para alcanzar una sociedad mejor”, afirman sus hijas, Vanesa y Denia Martínez.

En este sentido, la Fundación trabajará la formación y la divulgación sobre el sector químico, formando formadores, ofreciendo seminarios y potenciando los grupos de trabajo con expertos para convertirse en una voz autorizada en las materias tratadas. También potenciará la colaboración entre los diferentes actores para lograr beneficios enfocados a una mejora de la sociedad y prevé poner a su servicio una gran cantidad de información relevante en este ámbito.

La Fundación, además, creará un espacio de experimentación en el que estudiar el comportamiento del consumidor para dar una mejor respuesta a sus necesidades, el Essences Experience Center. Se recrearán emplazamientos domésticos para observar y medir de forma objetiva la actuación de los individuos en situaciones cotidianas, como llenar la cesta de la compra o realizar tareas de limpieza doméstica.

Otro pilar de la Fundación será el fomento de la sostenibilidad y la economía circular a través de proyectos de eficiencia energética. En esta línea, se trabajará también los subproductos, la biodiversidad y el packaging sostenible, entre otros, para seguir cuidando el medio ambiente de forma ecoeficiente.

25 años de Responsabilidad Social Corporativa

La Fundación Alberto Martínez ampliará y profundizará todas las acciones de RSC que Grupo Carinsa ha llevado a cabo a lo largo de sus 25 años de historia. La compañía se dedica desde 1993 al desarrollo, fabricación y comercialización de aromas, ingredientes funcionales y soluciones tecnológicas para la alimentación humana y animal; así como fragancias para la industria de la detergencia, del cuidado del hogar y productos para el cuidado del cuerpo y ambientación.

Sus tres grandes pilares son la internacionalización, la diversificación especializada y el I+D+i, en el cual cada año se invierte hasta un 20% de los beneficios. En 2017 la facturación del Grupo alcanzó los 44 millones de euros, un 10 % más que en el ejercicio anterior.

Grupo Carinsa, a la vanguardia de la nutrigenómica en Europa

Gracias a su participación en un ambicioso proyecto H2020 de la UE, Grupo Carinsa se posiciona como un actor estratégico en nutrición personalizada.

Martes, 10/07/2018. Sant Quirze del Vallès (Barcelona).

Grupo Carinsa participará en el proyecto PREVENTOMICS, sobre nutrición personalizada, que recientemente ha recibido una importante subvención en el marco de Horizonte 2020 (H2020), el programa de investigación e innovación más ambicioso puesto en marcha por la Unión Europea y que está dotado con 80 000 millones de euros que se repartirán durante el periodo 2014-2020.

PREVENTOMICS es un proyecto coordinado y liderado por Eurecat, Centro Tecnológico de Cataluña. Con esta participación, Carinsa se sitúa como socio estratégico de un consorcio internacional formado por organizaciones de Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Polonia, Italia y Dinamarca. Algunos de los socios más destacados del consorcio son University of Southampton, Institute of Communication and Computer Systems o Erasmus Universiteit Rotterdam.

El papel de Carinsa se centrará en la investigación de los ingredientes funcionales para nutrición especializada, actividad que posicionará al grupo catalán como organización de referencia en esta materia a nivel mundial. Las sinergias con otros actores claves del sector permitirán su penetración en el campo de la nutrigenómica, posibilitando la introducción en el mercado de tecnología de vanguardia e incrementando la posibilidad de participación en nuevos proyectos de I+D+i cada vez más disruptivos en esta y otras materias.

PREVENTOMICS tiene como objetivo principal  mejorar la salud de las personas mediante planes de nutrición personalizados en forma de consejos dietéticos para el usuario, que se generarán automáticamente y se mandarán eficientemente mediante el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones). Para ello, se combinarán las características fenotípicas de cada individuo (es decir, rasgos tanto físicos como conductuales)  con su genotipo, estilo de vida, estado de salud, preferencias y estado fisiológico. El proyecto ha recibido una subvención de casi ocho millones de euros y se alargará durante tres años.

Primer proyecto bilateral de I+D+i con Argelia

Más allá de la participación en PREVENTOMICS, la proyección internacional de Grupo Carinsa en materia de Innovación y tecnologías disruptivas traspasa las fronteras europeas. La compañía catalana ha conseguido recientemente una importante ayuda de CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) para su primer proyecto bilateral de I+D+i con Argelia, BIOLACT.

Junto con Safilait (empresa láctea) y Bioqual Innataa (laboratorio de investigación en biotecnología y calidad de los alimentos) están investigando diferentes productos lácteos fermentados tradicionales del país africano con el objetivo de ampliar la cartera de probióticos de Carinsa para incorporarlos en matrices cárnicas curadas que puedan aportar funcionalidad tecnológica y/o probiótica.

Sobre Grupo Carinsa

Grupo Carinsa es un grupo industrial catalán multinacional de compañías que, desde hace 25 años, se dedican al desarrollo, fabricación y comercialización de aromas, ingredientes funcionales y soluciones tecnológicas para la alimentación humana y animal; así como fragancias para perfumería y cosmética.

La estrategia empresarial de Carinsa se basa en tres grandes pilares: la internacionalización, la diversificación especializada y el I+D+i, en el cual cada año se invierte hasta un 20% de los beneficios. Carinsa está presente en 4 de los 5 continentes y sus productos se comercializan en más de 50 mercados internacionales.

En 2017 la facturación del Grupo alcanzó los 44 millones de euros, un 10 % más que en el ejercicio anterior.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies